miércoles, 4 de noviembre de 2009

Se me va




Se me ha ido, otro pedazo de tiempo, ¿cuantos más pasarán? Y el que lo viví lo viví, el que no, lo reemplacé por otro cantar y otras experiencias. Las marcas en el calendario pierden significado, son las huellas en el corazón las que perduran. Otro año mas en este espacio, sintiéndome estar y no estar, algo se me va, algo se queda conmigo. Tiempo, una eternidad y un instante, trastocando la cuerda de los relojes mi pecho no pierde los suspiros, solo inhalo y exhalo a ritmos diferentes. Dado que estas manos inquietas no se deciden por ningún instrumento, a la vez que se niegan a soltar sus viejas herramientas, aprisionan para sí todo lo nuevo y todo lo que esperé. Es justo; perder y ganar para que al final y al inicio lo menos efímero sea lo que persista. Esta alma y este corazón atrapan y liberan palomas a tiempos desiguales. Sigo paladeando nuevos sabores y añorando algunos aromas, y me permito descubrir que lo mío es continuar, las palabras al hombro y los ojos que me hacen, y los que me harán compañía, en otro costal

6 comentarios:

juan de la chingada dijo...

Veamos que podemos deducir de todo esto...

>Se me ha ido, otro pedazo de tiempo, ¿cuantos más pasarán?

Así andarías...

>Las marcas en el calendario pierden significado, son las huellas en el corazón las que perduran.

Pues hay que ir con un cardiólogo porque esas marcas suelen ser micro-infartos y son hasta mas peligrosos que los infartos completos...

>Tiempo, una eternidad y un instante, trastocando la cuerda de los relojes mi pecho no pierde los suspiros, solo inhalo y exhalo a ritmos diferentes.

Por eso no hay que hacer esfuerzos sin tener la condición física adecuada de antemano...

>Es justo; perder y ganar para que al final y al inicio lo menos efímero sea lo que persista.

Díselo a los políticos (o a los del América) a ver que te contestan...

>Sigo paladeando nuevos sabores y añorando algunos aromas,

¿Las clases de cocina han dado frutos o sigues cocinando como Akane Tendo?

>y los ojos que me hacen, y los que me harán compañía, en otro costal

Ah, ¿traficante de órganos también? Vas de mal en pior...=-|

Dinora dijo...

Jaajaja... Te voy a tener que dedicar otra calavera ~_^

juan de la chingada dijo...

Procede... al fin que me han dedicado cosas piores (porras de La Porra, música de viento, refrescancias maternas, etc.) >=)

Ofelia dijo...

Estoy de acuerdo que son las huellas del corazón las que realmente perduran.
:)
Son las que valen la pena y nos hacen continuar en este vaiven de emociones.

Saludos.

Daniel dijo...

El tiempo transcurre...
Y por nada se detiene
Contándonos las huellas
Que en su paso maduran
Mientras el corazón
No se canse de latir
Buscando nuevos senderos.

Te envío un gran abrazo.
Dani..

✈ĘɭĭZ∂™ τσdσs lσs Dεяεcнσs яεsεяvαdσs cσρчяιgнτ dijo...

El tiempo a todos se nos escurren de las manos... siempre he pensado eso....