jueves, 29 de mayo de 2008

Sin Preguntas



Déjame colgar el corazón
De un clavo junto a la ropa
Necesito aligerar la carga
Este tu lecho improvisado
Mi alma por sábana incolora

Déjate quemar por la fricción
Hagamos fuego de piernas y brazos
Este día quebrántame los huesos
Seamos solo mis ojos y tus manos
Nada de flores, nada de versos

Deja la cordura y hazme el amor
Sin apariencias ni mentiras
Sabes bien como llevarme al cielo
Qué te importan las respuestas
Así que olvida las preguntas



jueves, 22 de mayo de 2008

La Nada




La verdad no lo entiendo como puede hacerlo, si es nada... Si, esa la que no existe, la que se percibe en tu mirada y en mis ojos, la nada, lo que nunca pronunciamos cuando llegamos a cruzar palabra, pues entre tú y yo hay nada, ésa… Esa que debería hacerme nada y sin embargo atiza en mi interior una agonía de ausencias que me enloquece.

Nada, esa que se trasmite de tus manos a las mías cuando de casualidad se tocan, y tiemblo de pies a cabeza, y no se como sucede, si es nada, es la luna blanca la cara de la nada contemplándome en mi habitación, donde nada son mis pensamientos, esos en los que no te alejas de mi mente y no hay una razón que discernir, nada es el aroma que respiro cerca de ti y que no sé como recuerdo, si es nada. La nada son tus pasos acercándose y el calor en la piel que te anticipa, y donde no hay explicación aparente, cuando todo es nada.

Es algo confuso, la nada es la distancia entre tu cuerpo y el mío, y el vacío lleno de nada que se desborda en frustrantes sensaciones, la que me hace creer que deliro, cuando en realidad estoy cuerda, es nada lo que acongoja con imágenes y anhelos, con versos y promesas que si todo es nada no logro descifrar porque están conmigo, grabados a fuego en una lengua que se me ha vuelto incomprensible.

Suspiro… Este silencio ya no puede intimidarme, no estoy alucinando, antes de la nada seguro que existió un todo que ahora se ha desvanecido, y solo queda la nada, fragmentos de memoria, ecos de llamas trasparentes sobre lo que deliberadamente hemos olvidado.

Esto se nos ha quedado en nada desde hace tiempo.
.
.
.

jueves, 15 de mayo de 2008

El Beso



¿Qué te ha pasado hoy?
Si tus besos suelen ser de fuego
De esos que se roban el aliento
Y anulan sin piedad el pensamiento

¿Qué te está sucediendo?
Si tus besos siempre me trastornan
Me llevan de un ala hasta el cielo
Y me riegan de pólvora el cuerpo

¿Qué te pasa este día?
Si tus besos que quebrantan voluntades
No parecen tener la fuerza de atraparme
Renuncian tus labios a marcarme la piel
.
Te me has vuelto un misterio
Hoy en este beso suave, dulce, intenso
Siempre he sabido presentir tu deseo
Pero no había podido sentir tu corazón
.
.

jueves, 8 de mayo de 2008

Las Voces


Hago todo lo posible por no escucharle, a esa voz que me dice que ya me olvidaste, la que susurra que tu ausencia es prueba indiscutible de tu indiferencia, turbada voz de acento fiero que insiste en afirmar que pierdo el tiempo, la magia se nos escapa sin duda alguna y que a lo lejos siempre es alguien mas quien baja a pedradas las estrellas y estira el brazo engarzando la luna.

Hago todo lo posible por escucharle, a esa voz amable que canta, que me hace sentir que no hay de que preocuparse, pues no se pone el sol sin que me pienses, y no hay que darle importancia de mas a esa despedida apresurada, a las rencillas dramáticas, a las horas que indiferentes marcan la distancia, a mis ansias dementes producto de la desesperación por verte, es esta voz la que me habla de la fuerza del cariño que sentimos y asegura que donde hay confianza no existe suspicacia, todo lo que nos une esta aquí, presente, conmigo, y en ti.

Hago todo lo que puedo, pero escucho voces que tienen prisa por hacer eco en mi alma, urgencia por decirme que es el momento de ponerse en movimiento y dejar de estar viviendo de suposiciones, de recuerdos... escucho voces que me hablan como en sueños, con pausas y arrastrando las palabras, esas voces aconsejan hacer nada, lo que ha de pasar ya pasará y que aquí puedo seguir eternamente, minuto tras minuto, pues por mas que me entregue jamás es suficiente, con las expectativas llenando mis manos puedo continuar esta sarta de apariencias y esperar fervientemente con el rostro pegado a la ventana.

Y de pronto, sacudo la cabeza y me pregunto porque si estoy rodeada de tantas voces rumiando todo esto, me encuentro en medio del silencio, en el silencio y en esta absurda, patética y elegida soledad.

viernes, 2 de mayo de 2008

El Camino




Aquí estoy
Sonriéndote
Buscando tus ojos
Anhelando el roce
De tus manos
Frente a ti
Cualquier pretexto
Estos labios
Muerden al sol
Agonizan sedientos

Heme aquí de nuevo
Acariciando el cabello
De tu frente
Cuento los minutos
Se evaporan en segundos
Te escucho hablar
Pero no te entiendo
Hay magia en el sonido
Cadencia entre tu boca
Y mis oídos

Cuando te rindas
Y logre subyugarte
Y me pertenezcas
Con mi bandera en tu piel
En el asta enhiesta
No creas que ya termino
Mi deseo no se acaba
Es cuando comienza
Finalmente
El camino
.
.
.