jueves, 8 de mayo de 2008

Las Voces


Hago todo lo posible por no escucharle, a esa voz que me dice que ya me olvidaste, la que susurra que tu ausencia es prueba indiscutible de tu indiferencia, turbada voz de acento fiero que insiste en afirmar que pierdo el tiempo, la magia se nos escapa sin duda alguna y que a lo lejos siempre es alguien mas quien baja a pedradas las estrellas y estira el brazo engarzando la luna.

Hago todo lo posible por escucharle, a esa voz amable que canta, que me hace sentir que no hay de que preocuparse, pues no se pone el sol sin que me pienses, y no hay que darle importancia de mas a esa despedida apresurada, a las rencillas dramáticas, a las horas que indiferentes marcan la distancia, a mis ansias dementes producto de la desesperación por verte, es esta voz la que me habla de la fuerza del cariño que sentimos y asegura que donde hay confianza no existe suspicacia, todo lo que nos une esta aquí, presente, conmigo, y en ti.

Hago todo lo que puedo, pero escucho voces que tienen prisa por hacer eco en mi alma, urgencia por decirme que es el momento de ponerse en movimiento y dejar de estar viviendo de suposiciones, de recuerdos... escucho voces que me hablan como en sueños, con pausas y arrastrando las palabras, esas voces aconsejan hacer nada, lo que ha de pasar ya pasará y que aquí puedo seguir eternamente, minuto tras minuto, pues por mas que me entregue jamás es suficiente, con las expectativas llenando mis manos puedo continuar esta sarta de apariencias y esperar fervientemente con el rostro pegado a la ventana.

Y de pronto, sacudo la cabeza y me pregunto porque si estoy rodeada de tantas voces rumiando todo esto, me encuentro en medio del silencio, en el silencio y en esta absurda, patética y elegida soledad.

39 comentarios:

Monik dijo...

Es precioso...Siempre me encanta venir a leerte, llenas mis minutos de mucho contenido...Gracias!!

Clarice Baricco dijo...

Serà acaso necesario escuchar la voz del silencio? esa voz que nos indica que estemos quietas, sin movernos hasta sentirla y nos de la respuesta.
Encontremos la voz dulce y la voz de paz.
Y como siempre, lindo tu corazòn escribiente.

Besos preciosa.

fernando dijo...

entre tantas voces, no sabras que hacer. Tomate un respiro, piensa y así decidirás mejor. Besos.

WILHEMINA QUEEN dijo...

Hola, paso a desearte un hermoso fin de semana y a pedirte que pases por LA VITRINA DE WILHEMINA a buscar un obsequio que tengo para tí.

Mil besos

Verónica * Wilhemina

yeison dijo...

las voces
muy lindo como todo lo que haces me facina leerte eres muy buena para para escribir te felicito bueno creo que siempre lo hago y que bueno verte siempre por mi blog espero siguas eh

cuando inventamos un meme
besitos

Cristina dijo...

La cuestión es.... ¿Y tu? ¿Qué dices tu? Por la derecha una voz, por la izquierda otra... pero ¿Y tu? Tu eres ese silencio. Ese maravilloso silencio, disfrútalo.

Precioso texto

Saludso

Cris

without dijo...

Hola Dinora,

La soledad sólo es la compañía de corazones sin esperanza.

Un fuerte abrazo

KLAU RELOADED dijo...

BUENO DINI, JUSTAMENTE AMIGA POR LAS VOCES DE LAS QUE HABLAS HE ABIERTO OTRO ESPACIO AL QUE TE INVITO ME ACOMPAÑES SI GUSTAS.

TE ESPERO ASIOSA PARA SABER QUE PIENSAS

http://breathinblue.blogspot.com/

BUEN FINDE SEMANA CON CORONITAS PARA NOSOTRAS !!!!!!!!! ♥

BESOS MILES
KLAU
♥♥♥♥

Dédalus dijo...

Yo te animo a que salgas, a que te ausentes también un poco de ti misma, a que mires a tu alrededor... y dejes que esas voces que escuchas se confundan con las otras: con los rumores de la calle, los trinos y gorjeos, las risas, los cuentos, las banalidades y todos esos sonidos que, con el silencio, forman parte de nuestra cotidianidad, y de la vida.

Besos, Dinora. Nos vemos fuera. Es decir, también fuera.

Diluna dijo...

Tan reflexiva como siempre :) Creo que siempre estamos llenos de voces, de múltiples personalidades que se acumulan a través de los años y que nos hablan constantemente. Sólo hay que decidir inteligentemente a cuáles debemos escuchar. Besos!

azpeitia dijo...

El silencio es la voz de un dios...lejano...debemos escucharlo...solo el nos llevará despacio donde tantas veces hemos soñado....azpeitia

Said dijo...

Patetica y elegida soledad, comulgo mas con la de elegida y un poco con lo de patetica, pero definitivamente el estar solo no es una casualidad.

Las voces son cabronas, las nuestras, nos recuerdan todo aquello que se nos olvida o fingimos que asi fue, os dicen lo que nadie terrenal nos quiere decir, lo malo porque es muy malo y lo bueno porque no es tan bueno.

Mando un saludo.

WILHEMINA QUEEN dijo...

Una pregunta que quizá no tenga respuesta.....

KLAU IN BLUE dijo...

QUE BUENO QUE TE GUSTO !!!
GRACIAS POR ESTAR CERQUITA !!!

CORONAS ???? DOS POR FAVOR !!! ♥
UNA PARA CADA REINA JAJAJAJAAJA

BESOS
MILES
KLAU
♥♥♥♥

Catalina Zentner dijo...

las voces, a veces me persiguen, me traen bellos sonidos. Otras en cambio, participan de pesadillas olvidables.
Pero son presencia, aún en el más abrumador de los silencios.
Un abrazo, hermoso texto.

mi despertar dijo...

Porque la soledad a veces es buena te deja reconocerte, quererte escucharte
Besos

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Nuestro alimento no es solo lo que entra por nuestra boca, sino que por cada uno de los sentidos...ergo, también hay que fijarse en lo que entra por ellos. Por cierto que las voces caen en ésto e, incluso, son parte de la muchedumbre silenciosa cuando callan y son más poderosas.

Saludos cordiales.

Nohema Rios dijo...

Vaya amiga, es un escrito muy intenso, muy tuyo. Las voces siempre estarán ahi, para confundirnos, para aclararnos cosas; lo más importante es lo que siente tu alma, busca, pero no trates de encontrar ruido, palabras, intenta encontrar emoción, sentimiento, ahi reside nuestra voz genuina.
Un abrazo afectuoso!!!

Aleja Gómez dijo...

voces que vociferan en constraste/sintonía con un silencio que lastima.

bella imagen!




besos

KLAU IN BLUE dijo...

GRACOAS DINI !!!!!!!!!!!


DE VERDAD GRACIAS

BESOS
MILES
KLAU
♥♥♥♥

Maria dijo...

Es un magnífico post. Me lo guardo como joya literaria representativa del papel que juega el pensamiento en los apegos. El párrafo final es de infarto. Enhorabuena Dinora. Besos

MentesSueltas dijo...

La soledad es interna, siempre.
Preciosas reflexiones.

te abrazo
MentesSueltas

Sibyla dijo...

Hola querida Dinora!
No existe nada más desolador que la confusión, y el no tener la certeza sobre la verdadera situación de una relación.
Cuando hay dudas, y diferentes tipos de voces, el corazón sufre y en ocasiones parece volverse loco.

La obsesión no es buena consejera, mejor poner las cartas sobre la mesa y averiguar la verdad.

Besitos:)

Cristian dijo...

Hola Dinora,

Un gusto haberte tenido de visita en mi página. Aquí estoy conociéndote.

Abrazo

Aarón Ormeño dijo...

la magia se nos escapa sin duda alguna y que a lo lejos siempre es alguien mas quien baja a pedradas las estrellas y estira el brazo engarzando la luna.


que tristeza y que arrebato en esas palabras

RENATA dijo...

terribles! y no paran nunca...y como bien decis te dejan sola, y en una soledad tristemente elejida...

un abrazo.

Ofelia Balderas Gallegos. dijo...

Hola!, una muy hermosa manera de recordar.
Las suposiciones siempre estan ya el tiempo se encarga de mostrar que tan fuertes fueron los lazos, hay historias que nunca terminan.

que tengas una excelente semana.
:)

♥Tux♥ dijo...

AHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!
ME ENCANTÓ!!
TODO TODO TODO!
LO QUE ESCRIBES, EL DISEÑO, EL AMBIENTE NOSTÁLGICO...
TOY CONTENTA, MUY BUENA ELECCIÓN!
BESOTES DINORA!!!

nara dijo...

escucha a tu corazon, es quien suele gritarnos más fuerte aunque no queramos oirle...

besos.

Gitana dijo...

ups!!!! creo que somos como el cielo y el infierno... tu el cielo, yo, el infierno...

Hermoso lo que tu escribe...

Amenazo con volver....

amor dijo...

si mis palabras pueden aliviar tu soledad, aquí me tienes

amor

Adolfo Calatayu dijo...

En el silencio SIEMPRE se encuentra la (desdichada a veces,pero siempre única y definitiva),verdad. Hace ya algunos meses que me encuentro en silencio,sé muy bien por lo que estás pasando; lo siento,quisiera poder aliviarte la carga pero no se puede,nadie puede pasarlo por vos,pero cuando lo hagas,cuando por fin hayas podido superarlo serás un poquito más madura,un poquito más sabia.
El fuego del dolor o de la pasión ilumina hasta el último rincón de nuestro ser.
Muchos cariños,linda.

Celeste dijo...

Esas voces hacen eco sólo si encuentran paredes donde rebotar, repetirse y multiplicarse... y ciertas almas no tienen paredes. No tienen fronteras. Son espacios abiertos, infinitos, donde la voz del miedo se propaga hasta extinguirse.

No hallarán el alma que buscan pues ella no conoce de distancias ni fronteras. Ella es inmensa. Tanto que me toca. La siento aquí y me siente. Se sienta a hacerme compañía y sobre el ruido que hacen esas voces, se impone, quizás porque ella está aquí mientras sucede: "pues no se pone el sol sin que me pienses".

Beso dulce y celeste...

Inés Bohórquez dijo...

Esa voz interna que te habla que te guia que te incluye. Esa voz que te inhibe y te apega. Qué hacer sino escucharla?
Hermoso blog encantada de leerte.

Borrego dijo...

Oye, gracias por pasar a mi blog.

carla'sdreams dijo...

me despachas una vez mas con suspiros......
besos .

ps: amores imperfectos ...los mejores.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

el problema de la soledad es que no quiere dejarnos solos...

Jorge Herre dijo...

¡qué cosa mas bella escribiste Dinora! espero que tu silencio se llene de voces amables y que esa confianza que te alza en el pedestal de las mejores rompa con las rencillas y te traiga un mundo feliz.

En mi blog te planteo un desafío, que me gustaría aceptases

un abrazo

Monotributo dijo...

Mis alumnos, subyugados como es natural por mi egregia personalidad, siempre me preguntan: "-Divino Maestro ¿porque tiene usted tanto éxito con las mujeres". Condesciendo a contestarles que ello se debe a mi brillantez, mi genialidad como Rey del Blog y Justiciero de la Red Mundial, como así también a mi físico super apuesto y muy bien dotado y a mi don de gentes donde destaca mi simpatía y seducción, y fundamentalmente mi modestia. Como hoy estoy magnánimo he decidido brindar una pequeñísima parte de mis conocimientos en esta materia a todos aquellos que por apenas trescientos pesos la hora cátedra, decidan dejar de ser apocados y empezar a ser un poco ganadores, siguiendo el ejemplo del nuevo Eros, osease yo, Monotributo. Con tal fin publiqué un aviso en el diario La Tribuna y ya se anotaron 15.623 interesados. Deberé hacer una selección para que no se me cuele en el curso ningún masita. Las clases las impartiré en el Aula Magna de mi Instituto Superior de Estudios Intérnesicos, calles Flor de Nacar y Heliotropo de barrio Las Flores, tipo tres o tres y media de la mañana. Va'estar lindo.