viernes, 2 de mayo de 2008

El Camino




Aquí estoy
Sonriéndote
Buscando tus ojos
Anhelando el roce
De tus manos
Frente a ti
Cualquier pretexto
Estos labios
Muerden al sol
Agonizan sedientos

Heme aquí de nuevo
Acariciando el cabello
De tu frente
Cuento los minutos
Se evaporan en segundos
Te escucho hablar
Pero no te entiendo
Hay magia en el sonido
Cadencia entre tu boca
Y mis oídos

Cuando te rindas
Y logre subyugarte
Y me pertenezcas
Con mi bandera en tu piel
En el asta enhiesta
No creas que ya termino
Mi deseo no se acaba
Es cuando comienza
Finalmente
El camino
.
.
.

33 comentarios:

Monik dijo...

Nada más cercano a mi pensamiento...pareciese que me hubiesen leido la mente...

Xaj dijo...

El deseo nunca se acaba.

Y si se acaba. Ya no somos mas nada.

Saluditos.

Diluna dijo...

Es muy cierto. Cuando realmente hay interés, cuando se obtiene es cuando apenas comienza el camino del deseo.

Cristina dijo...

ahh, ese despertar después ela entrega! nada más bello..
de visita nuevament, saludos!

Ignacio Bermejo dijo...

Preciosa metáfora para explicar el ansia de vivir. Un camino. Felicidades.

WILHEMINA QUEEN dijo...

wowwwwwwwwwwwwww
una maravilla
el deseo pegadito al amor no acaba nunca


besotessssssssss

fernando dijo...

me gustaría recorrer ese camino pues la meta es muy placentera ;)

besos

Catalina Zentner dijo...

Y estás allí, como llama que marca el final del camino del deseo para que no haya desvíos en la ruta.
Precioso y significativo.

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Me hizo click el título...me recordó a la canción de Alex Syntek. Igual, este camino que haces con tus versos empieza suave, pero termina intenso.

Antes de despedirme, quería agradecerte por el hecho de estar entre quienes más me comentaron durante el pasado mes de Abril (y que también lo hiciste de forma más tempranera de modo frecuente). Saludos cordiales.

Cristina dijo...

Que chulo todo!!! Texto y foto!!!

Señor De la Vega dijo...

Mi delicioso balcón iluminado,
Veo que ha encontrado señora Dinora, su estela inspiradora y usted la amasa, como quién trabaja el pan. Me alegro y con mucha hambre...
El camino de la seducción suele ser tan infinito como nuestro deseo y tan impredecible como la conquista.
Estar seguro de conseguirlo, nos llena de arrebato, pero la pasión que invertimos, no lo garantiza.
Aunque pocos, creo que puedan renunciar a una sonrisa versada y tan subyugante como la suya y al final nuestro destino sería rendirnos, dejando que su deseo como espada nos traspase.
Perdóneme, no puedo dejar de incluirme, ilusamente, porque ya estoy rendido desde hace tiempo. Besos Z+-----

Sandra Becerril dijo...

Yo creo que apenas voy comenzando en este camino que espero no se acabe... y espero también no cansarme antes...

besos y excelente semana!

chorita dijo...

:)

carla'sdreams dijo...

snif snif :{ ........deseo , camino, camino, deseo = distancia



pd= hermoso.

Aleja Gómez dijo...

ruedo a través de tus letras fascinada. me llenaste el alma de imágenes y sensaciones.


llegué a través de un blog amigo.
besos

Diana Puig dijo...

Sigues con la misma voz suave y continuas igual de hermosa, no lo olvides Dinora tú eres un piedra preciosa.

josé javier dijo...

"Con mi bandera en tu piel,
en el asta enhiesta"... sugerente, ¿verdad?

Bello poema. Un abrazo. J.J.

Nacho Carreras dijo...

Hola, muchas gracias por tu amable visita y comentario.
Interesante blog...
Nos vemos.
Saludos.

joelia dijo...

ola. no puedo decir mucho, ando medio seca.

agradezco tus visitas a mi humilde casa. saludos y beso.

Sibyla dijo...

Precioso Dinora!...
Pero siempre lo enfocas
como ese desafío
por conseguir.

Prometiendo,
que nunca dejarás
de sentir
la misma pasión
inicial...

Besitos:)

Marinel dijo...

El deseo rendido al amor.Abanderados y unidos en una alianza eterna, sin final...
Precioso y muy sugestivo.
Un beso.

AleLo dijo...

Besos y saludos a tu inspirada forma de ver una vida.
Besososossss

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

un besito y feliz semana

Clarice Baricco dijo...

Me agradò lo de la bandera y terminas con mucha potencia.
Siempre dejas temblando.
Mujercita intensa.

Abrazos calurosos.

Bethania dijo...

Creo que me proyecté con tu poema, es lindo y a la vez nostálgico..
un besote

Ignacio Bermejo dijo...

Pensé que tendrías algún poema nuevo. Pasé por aquí, y quise dejarte un beso.

Ana Estu dijo...

bellisimo, parese algo viviente y susurrante.

besos

este dijo...

mi primera vez aqui...te agradezco que me recibas con algo tan interesante como para tentarme al volver.

saludos, suerte

Nohema Rios dijo...

Y al emprender el camino vives la gran experiencia de encontrarte con todo aquello que te va a ser crecer, sentir y ser.
Me encantó tu poema.

Jorge A. Gauna dijo...

un poema muy sincero que habla del deseo mas inevitable....
excelente!
Saludos

Jorge A. Gauna

Gitana dijo...

Definitivamente hermosa tu espera...

Daniel dijo...

Dinora me apego a lo tuyo dicho.
Un gusto este poema. "No creas que ya termino
Mi deseo no se acaba"y porque no...
Cuando mi cause de lagrimas desendientes se sequen y mueran/entonces renacere/ a la orilla del camino...
Un abrazo
Dani..

azpeitia dijo...

Hoy mejor que ayer, y peor que mañana....vas en progresión geométrica...un beso de azpeitia