lunes, 3 de marzo de 2008

Inspiración


Se convirtió en su musa de carne y papel
Respirando alegre entre sangre y estrofas
Sus ojos se derramaron en tintas y miel
Sus labios besaron ardientes las horas

Su mundo el perfecto espectro de luces
Suspira el deseo en el edén del silencio
Torrente de letras con manos inquietas
Entregando la piel hasta el ultimo aliento

Sonríe roto corazón latido entre sombras
Diluvio de emociones despiadadas espadas
En medio del fuego se transforma en hielo
Se difumina en el tiempo estertor de muerte

Silencio intermitente pulsaciones fallidas
Vacía siempre regresa sedienta de encuentros
Se compensa su tristeza se torna en alegría
Toma su puesto eterna inquieta inspiración

9 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

A veces no se me hace fàcil expresarme ante un poema cuando lo leo, pero quiero decirte que sì lo siento.
Eso me pasa con tus poemas.
Por cada lìnea es un latido.

Abrazos.

joelia dijo...

jaja, se me hace conocida la historia.

saludos y letras de buen día.

nos vemos en los fríos mezclados de calores.

Diana Puig dijo...

Muy bonito..me ha gustado y espero que esa inspiración sea tan ilimitada como expresa, tan eterna como piensas, un abrazo, didi.

Señor De la Vega dijo...

Somos aficionados a la antropomorfia, y nos gusta convertir la inspiración, primero en musa y luego en figura cuanto más humana mejor.
Cuando se ejecuta esa metamorfosis tan bellamente, como la describe usted, entendemos la sugestión poética, pero además no perdemos de vista la realidad del poeta, porque donde habita la inspiración, los acantilados suelen ser altos y el viento fuerte.
Placer de visitarla en su balcón iluminado. Z+-----

Nohema Rios dijo...

Salud por tu inspiración!!!, quien dentro de ti enciende esa luz y moviliza tu mano para escribir poesías tan bellas como ésta....

Un abrazo.

♥Tux♥ dijo...

vaya pero que intensidad!!!
y de la buena ;)
Un besote y felicidades por estar tan inspirada, es el mejor estado de cualquier ser humano.

Lady blue dijo...

que bonito poema..

Catalina Zentner dijo...

Bonitos, musicales versos, su cadencia es encantadora.

azpeitia dijo...

soy la luz número 9 Dinora, eres un cúmulo de sensaciones en forma de torrente que se expanden sobre el papel como el agua desbordada de un río sobre la tierra....¿puedo decirte más?...no sé.....un beso azpeitia